Tiempo libre de los niños: un punto intermedio entre sus gustos y deberes

Chocomamás Tiempo libre

El mundo actual está lleno de estímulos para los niños. Comparado con lo que nos tocó en la infancia a las que ahora somos mamás, hay tantas opciones para ocupar el tiempo, que fácilmente un niño nunca se podría aburrir. Los padres de ahora entramos en un dilema difícil de resolver, porque además como es algo tan nuevo, no hay una “última palabra” sobre cómo ocupar el tiempo de los niños.

Por un lado están los deportes. Ahora existen oportunidades para practicar muchos de ellos y hasta hay algunos que se convierten en obligatorios: la natación (por supervivencia) o el fútbol (ahora casi todos los niños lo juegan por un tema social). Los padres queremos que los niños aprendan de todo, o por lo menos que ensayen muchos deportes, para que luego puedan elegir el que más les guste.

Por otro lado, está la tecnología. Ahora los niños tienen acceso a un sinnúmero de plataformas que los entretienen, enseñan, comunican y hasta ejercitan. Televisión (con bastantes canales), tabletas, videojuegos y computadores son algunas de las opciones más comunes entre nuestros hijos. Cada vez las generaciones son más expertas en el manejo de estos dispositivos (por eso los llamamos nativos digitales) y muchas veces ya saben manejar un iPad antes de aprender a hablar (no estoy exagerando).

Por eso se vuelve tan difícil encontrar una mezcla perfecta para dividir la manera en que nuestros hijos ocupan su tiempo libre. Para mí, aunque todavía no he encontrado la fórmula exacta, la clave está en el equilibrio, o sea: un poco de todo, pero no mucho de algo.

En mi caso, durante la semana hay más tiempo para los deportes, las tareas, y el juego libre; ya sea en la casa con juguetes o en el parque. Pienso que el manejo de la tecnología se vuelve más complicado y debe ser controlado (casi con cronómetro en mano) porque para los niños es muy difícil parar por voluntad propia. El fin de semana, la cosa cambia. Hay más permiso de ver TV o jugar con dispositivos electrónicos, pero igual sigue siendo controlado con tiempo. Pienso que la tecnología tiene que tener un límite claro a todas las edades y aunque a veces quisiéramos que ellos pudieran hacer cosas independientemente de esta, es una realidad en el mundo actual y lo que hay que hacer es encaminarla a un uso positivo, o sea, para aprender o para realizar actividades que les permitan desarrollar alguna habilidad.

Hay otra variable importante y es la personalidad de cada niño. Hay unos más enfocados a la tecnología y otros más a los deportes. En mi caso, tengo un hijo muy deportista y otro que podría vivir pegado al iPad. La fórmula del balance debe adaptarse a cada hijo: el más deportista tiene más tiempo para practicar sus deportes, y para el otro, busco más oportunidades en actividades a partir de la tecnología, pero tratando también de que encuentre hobbies o cosas que le gusten sin depender de esta.


Por último, está el empleo del tiempo que no está en deportes o en tecnología, yo lo llamo el tiempo para aburrirse. Considero que en medio de tantos estímulos, es importante aprender a aburrirse o a buscar opciones creativas para emplear esos momentos: elegir actividades artísticas (dibujar, hacer plastilina), leer, ayudar en la casa, o en serio, aburrirse.

Algunos tips para balancear el tiempo de los hijos son:
No pretender que nuestros hijos estén en todos los deportes, ni que aprendan de todo.
Controlar el uso de la tecnología con tiempo y mirando en qué se emplea.
Buscar que la tecnología también sirva para aprender y así encontrar un buen aprovechamiento de esta.
Encontrar un equilibrio en la búsqueda de todos los tipos de actividades. O sea, un poco de cada una.
Entender que todos los niños son diferentes y no hay una fórmula única, sino que debemos adaptarnos a los gustos y habilidades de cada uno.
Tener reglas claras con el uso de la tecnología y el aprovechamiento del tiempo de nuestros hijos, que ellos lo entiendan y a su vez lo cumplan.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Desarrollo infantil: Nutrición y hábitos alimenticios.

La alimentación y la nutrición son fundamentales para el crecimiento y desarrollo de nuestros…

Leer más

¿Qué hacer si a mi hijo no le gusta ir al colegio?

Si vemos que nuestros hijos pierden la motivación para ir al colegio o manifiestan…

Leer más
Tu hijo ya es inteligente

Chocomamás

¡Tu hijo ya es inteligente!

Si eres papá o mamá probablemente te has preguntado qué debes hacer para que tu…

Leer más

Recibe en tu correo
tips de nutrición para tus hijos