¿Qué debo darle a mi hijo de cenar antes de dormir?

Chocomamás

 

En algunos países le llaman media tarde, tomar las onces, merienda, refrigerio o simplemente el algo.

El tomar o comer algo antes de la comida de la noche (y que hace parte de las 5 comidas diarias) no solo es recomendable, sino que también es parte fundamental de su desarrollo y crecimiento.

Mamá… dame “algo” para comer

Tarde de juegos al aire libre o de tareas…todas ellas consumen energía y hace que tu hijo sienta la necesidad de comer un poco para recargarse. Sin embargo, tú como madre o padre debes tener en cuenta algunos consejos básicos para que la merienda de la tarde de tu hijo no se convierta luego en un problema alimenticio o de falta de apetito para cuando llegue el momento de la cena o comida.

Primero que todo, la palabra clave que debes siempre tener en cuenta es: comidas ligeras.

Esto debido a que, por naturaleza, por la tarde y noche el cuerpo de ellos (y en realidad el de todos nosotros) puede llegar a asimilar el doble de los nutrientes y sustancias que se consuman, provocando luego posibles aumentos de peso o desórdenes en la alimentación.

Lo que más se recomienda en estos casos es frutas, ensalada de frutas, salpicón, yogures, cereales o aperitivos naturales ricos en fibra y bajos en grasas como en el caso de los jugos y frutos secos para devolverle al cuerpo la energía de manera más saludable. Sin embargo, también es aconsejable darles otros alimentos ya tradicionales para estas horas como tostadas, quesos y un poco de pan acompañados con Chocolisto, los cuales son alimentos que igualmente calmarán el apetito de tu hijo y sin riesgos de que se lo quiten para la cena. Eso sí, no olvides que deben ser siempre porciones ligeras o pequeñas.

Recuerda que, para que toda su alimentación se logre de  manera apropiada, debes inculcarle y enseñarle a tu hijo desde pequeño la importancia de las 5 comidas diarias (desayuno, media mañana, almuerzo, la merienda y la cena o comida). De esta forma, y manteniendo horarios fijos de comida, lograrás que tu pequeño mantenga una sana costumbre de alimentarse, no solo en términos de los nutrientes que necesita, sino también respecto a mantener siempre un horario adecuado para ello.

Para terminar, si tu hijo tiene hambre por la tarde él probablemente te lo dirá. Si desde pequeño y cuando esto empiece a suceder cuentas con productos saludables en la nevera o alacena, el acostumbrarlo a un “algo” saludable será mucho más fácil que si lo acostumbras solamente a consumir mecato o “chucherías” que realmente no le aportarán mucho a su óptimo desarrollo.
Dales “algo” que les sirva para toda la vida…

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Desarrollo infantil: Nutrición y hábitos alimenticios.

La alimentación y la nutrición son fundamentales para el crecimiento y desarrollo de nuestros…

Leer más
4 tips para estar tranquilos

Chocomamás

4 tips para estar tranquilos cuando nuestros hijos navegan en Internet

En estas épocas de tanta conexión con la tecnología, los padres debemos tener muy claras…

Leer más

Chocomamás

Cuáles son las necesidades emocionales de mis hijos

Las necesidades de nuestros hijos no sólo se limitan al ámbito físico. Es igualmente…

Leer más

Recibe en tu correo
tips de nutrición para tus hijos